Huracán NewsFeed

Huracán Irma deja sin electricidad un millón de casas en Puerto Rico

Notimex
img_176

El huracán Irma, que a las 23:00 hora local de este miércoles (03:00 GMT del jueves) se situaba unos 140 kilómetros al norte-noroeste de San Juan, dejó hoy intensas lluvias en el este de Puerto Rico, donde más de un millón de viviendas quedaron sin suministro de energía eléctrica.

El diario El Nuevo Día indicó que el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos mantenía vigente un aviso de huracán para todo Puerto Rico, así como bajo vigilancia de inundaciones repentinas, con bandas de lluvia que se reportan en especial en la mitad este de la isla este miércoles.

El huracán Irma, de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, empezaba a alejarse de Puerto Rico a una velocidad de unos 25 kilómetros por hora, con vientos sostenidos máximos de 298 kilómetros por hora, mientras el ojo de la tormenta se encontraba a unos 137 kilómetros de San Juan.

De acuerdo con el diario, las primeras labores gubernamentales tras el paso del huracán Irma irán dirigidas a la isla municipio de Culebra, una de las zonas más impactadas por el fenómeno atmosférico.

Esta noche, casi un millón 80 mil hogares, que representa 68 por ciento de abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de Puerto Rico, se encontraban sin servicio debido a los efectos del paso cercano del huracán Irma, informó el director ejecutivo de la agencia, Ricardo Ramos a través de Twitter.

“Hemos sufrido algunas averías en líneas de transmisión”, explicó Ramos, quien anunció que para el jueves se trabajará para el restablecimiento paulatino de la red “por prioridad”, una vez que se evalúen los daños al sistema.

Asimismo, en varias carreteras de lugares como Arecibo se reportaban bloqueos por la caída de árboles y postes del tendido eléctrico, así como del cableado telefónico, por los fuertes vientos.

Personal de Manejo de Emergencias en varias localidades indicaban que varios casos de rescate de personas han correspondido a gente que se arriesgó a salir de sus hogares cuando parecía haberse apaciguado la lluvia y el viento.

Unas 500 personas permanecían refugiadas en pueblos del centro de la isla como Utuado, Lares, Adjuntas, Jayuya y Ciales, donde el problema mayor que se reportaba era la caída de árboles sobre el tendido eléctrico.

Deja tu comentario

Comentarios