Ciencia

Equipo universitario de matemáticas, número uno de Latinoamérica

Farrah de la Cruz/edición: Damián Mendoza
Durante dos días dedicaron cinco horas diarias a resolver exámenes sobre Álgebra, Análisis (Real y Complejo), Geometría y Combinatoria

Oscar, Gerardo, Jorge y José Ramón, estudiantes de la UNAM, regresaron de Bulgaria satisfechos y contentos de representar a México en el extranjero. Su participación en la edición XXIV de la International Mathematics Competition for University Students (IMC), fue exitosa al obtener el lugar 22 general de la competencia y el primer lugar a nivel Latinoamérica, derrotando, por primera vez, a Brasil, equipo que había defendido la posición años anteriores.

En esta edición, el equipo mexicano también obtuvo cuatro medallas producto de pruebas individuales. El oro fue para Oscar Samuel Henney Arthur, la medalla de plata la consiguió Jorge Fernández Hidalgo, y las dos de bronce se otorgaron a Gerardo Martín Franco Córdova y a José Ramón Tuirán Rangel, quienes durante dos días, dedicaron cinco horas diarias a resolver exámenes concernientes a los campos de Álgebra, Análisis (Real y Complejo), Geometría y Combinatoria.

Definidos como “estudiantes normales”, los cuatro han participado en olimpiadas de matemáticas desde la preparatoria, incluso, antes.

“Esta competencia tiene varias similitudes con las olimpiadas de preparatoria, las cuales ayudan mucho a prepararnos para la IMC. Aunque en la UNAM es mi primer concurso, he competido desde la secundaria”, declaró José Ramón Turán.

A este respecto, Henney Arthur, quien suma su cuarto concurso de la IMC, refirió que las olimpiadas lo ubicaron en la realidad: «Mientras estás en la escuela piensas que tienes buen nivel, pero ellas te muestran que estás equivocado».

La IMC es una competencia para universitarios que se lleva a cabo cada año en diferentes sedes. Este año, el University College de Londres y la Universidad Americana de Bulgaria, fueron las entidades educativas que organizaron el certamen en Blagoevgrad, ciudad de Europa del Este que albergó del 31 de julio al 5 de agosto, a cientos de universitarios procedentes de diferentes países.

Uno de los requisitos para esta competencia es que los estudiantes tengan conocimiento del idioma inglés, además de estar cursando el primero, segundo, tercero o cuarto semestre de la licenciatura, y no exceder los 23 años de edad.

Cada universidad envía estudiantes y un líder de equipo. Para el caso del representativo mexicano, la Facultad de Ciencias de la UNAM abrió una convocatoria dirigida a todos sus estudiantes que quisieron medir sus conocimientos a través de cuatro exámenes con formatos parecidos a los de la IMC (cinco problemas, cinco horas). La suma de las tres mejores puntuaciones permitió determinar quiénes integrarían el representativo.

El profesor de Matemáticas, Luis Eduardo García Hernández, ayudó a seleccionar a los integrantes del equipo y fue quien, además, viajó con los jóvenes universitarios para liderarlos.

“El líder lleva a cabo las coordinaciones. Tiene como propósito verificar si el examen está bien calificado, es decir, defender a su Universidad si ésta cree tener más puntos de los que obtuvieron”, detalló Oscar Henney Arthur.

Para reforzar sus conocimientos, los universitarios realizan, entre otras actividadades, un examen que es publicado cada semana por los diferentes miembros de la “Liga de matemáticas en México”, grupo de Facebook que integra a personas amantes a esta ciencia exacta.

Cada uno de ellos tuvo sus razones para concursar desde pequeños en las olimpiadas, pero el motivo para estudiar Matemáticas lo descubrieron mientras se probaban en estos certámenes.

Gerardo Franco Córdova lleva tres años representando a la UNAM en este concurso internacional. Su gusto por las matemáticas lo adquirió desde la secundaria, sin embargo, su participación en las olimpiadas se la debe a un profesor de preparatoria.

El caso de Jorge Fernández es similar. La curiosidad lo llevó a estudiar Matemáticas. Al navegar por internet se dio cuenta que no conocía algunos temas, definiciones y construcciones. El estudiarlas le ha valido para saber que son muy versátiles, razón por la cual podría emplearse en el mundo financiero, del cual emerge mucha demanda de profesionistas expertos en modelos estocásticos.

“Quiero probar algo de algoritmos, como Google; o finanzas, como las transacciones a alta velocidad que se dan en la Bolsa”, declaró.

Deja tu comentario

Comentarios