Campus Comunidad NewsFeed

Ganadores del Cuento Corto de Ciencia Ficción

Fabiola Méndez/Damián Mendoza

Cinco estudiantes, cuatro de la Universidad Nacional Autónoma de México y uno del Instituto Politécnico Nacional, demostraron que la ciencia y la literatura no están peleadas, tomaron lápiz y papel para imaginar mundos posibles que plasmaron en relatos de ficción, a fin de participar en el primer Concurso de Cuento Corto de Ciencia Ficción Del átomo al universo del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM.

El primer lugar fue para los alumnos Mariela Ruiz, estudiante de posgrado de Psicología de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de la UNAM, e Ignacio Palos, estudiante de Física y Matemáticas de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, Unidad Zacatenco, del Instituto Politécnico Nacional.

Mariela escribió por diversión y se sorprendió por el primer lugar, se divirtió mucho al escribir porque imaginó a raudales, aunque tardó en plasmar la idea pues “escribo académicamente”, resaltó.

Su historia habla de una mujer de Marte que viaja a la Tierra a hacer un concurso de danza aeroespacial, a su regreso, descubre que el planeta ya no es buen lugar para vivir.

A Ignacio Palos le gusta leer cualquier cosa de ciencia, divulgación y ciencia ficción, también le gusta escribir; redactó un cuento sobre dos investigadores ubicados muy cerca de un hoyo negro. El estudiante mencionó que las áreas del conocimiento están interconectadas, ninguna está peleada con otra, más bien, se complementan.

Para el politécnico, estos concursos sirven para que la gente entienda más sobre un mismo fenómeno, de una manera más fácil, su principal aportación es la divulgación.

El segundo lugar fue para los estudiantes Rodrigo Ávila Gómez, de Filosofía, y Fernando Lezana, de Física. Rodrigo está más interesado en la parte existencial de la ciencia ficción “me gusta la literatura y escribir cosas emocionantes y raras”, aseguró.

En su narración cuenta la historia de un hombre que va a una agencia de viajes interespaciales para ir de vacaciones. Proyectar algo de la vida cotidiana como lo es viajar fue su intención. Le gusta leer a los “clásicos” de la ciencia ficción: William Gibson, Stanislaw Lem, Ray Bradbury, además de hacer y escuchar música (jazz, metal, punk, entre sus géneros musicales preferidos). De hecho, una editorial le publicara un libro de cuentos de micro ficción.

Fernando Lezana es alumno de la Facultad de Ciencias de la UNAM, asistió a la Semana de Ciencia-Ficción-Ciencia y vio la convocatoria. En su cuento especula sobre cómo la computación y la tecnología avanzarán lo suficiente para crear Inteligencia Artificial que se asemeje al humano.

Cristian Chimalistac, estudia Ingeniería Industrial, recibió mención honorífica por su cuento sobre un hombre que despierta en un quirófano y se da cuenta que es un robot que está sangrando aceite. Intenta ir más allá de ser ingeniero y desea participar en otros concursos que involucren a la literatura.

Los premios para los ganadores serán lectores de libros electrónicos (kindle) donados por la empresa Singh, y paquetes de libros de las editoriales Fondo de Cultura Económica, Siglo XXI Editores, revista Ciencias de la Academia Mexicana de las Ciencias (AMC) y la revista ¿Cómo ves?

Deja tu comentario

Comentarios