Cartelera Cultura

TCUNAM baila Mambo con éxitos de Pérez Prado

TCUNAM
El Taller Coreográfico de la UNAM participará en la XV Edición del Festival de Ballet en Nicaragua

El Taller Coreográfico de la UNAM, bajo la dirección de Ángel Rosas, celebrará la Clausura de su Temporada 97 a ritmo de “Mambo”, ballet creado por Gloria Contreras a éxitos del compositor cubano Dámaso Pérez Prado, con el propósito de subrayar el carácter creativo y unificador del popular baile latinoamericano. Complementarán el programa: “Sinfonía”, “Suite número 1”, “Réquiem para un poeta”, “Moo mu”, “Ofrenda” y “Sueño de amor” a partituras de Igor Stravinsky, Edgar Varèse, Johann Sebastian Bach y Franz Liszt.

Las presentaciones tendrán lugar el viernes 30 de junio, a las 12:30 horas, en el Teatro Arquitecto Carlos Lazo, anexo a la Facultad de Arquitectura (Circuito escolar s/n, C.U.), ENTRADA LIBRE; y domingo 2 de julio, en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.), a las 12:30 horas, ($80.00 entrada general, con el 50% de descuento personal a maestros, estudiantes, ex alumnos y trabajadores UNAM; jubilados del ISSSTE, IMSS e INAPAM con credencial vigente).

XV Edición del Festival de Ballet en Nicaragua

Con la participación de 50 delegados extranjeros, la XV Edición del Festival de Ballet en Nicaragua, dedicada a la memoria de la maestra Conny Villegas, impulsora del ballet clásico, se desarrollará durante esta semana en diferentes regiones de ese país, como León, Matagalpa y Jinotega.

Los bailarines Valeria Alavez y Jorge Vega, acompañados de Angel Rosas, actual Director Artístico, viajaron en representación de la compañía para participar en una Gala Internacional de Ballet que se llevará a cabo en el Teatro Nacional Rubén Darío. Las piezas que ofrecerán al público nicaragüense corresponden a los pas de deux de “El lago de los cisnes”, “Fugacidad” y “Balada mexicana” de Gloria Contreras a partituras de Piotr Ilich Tchaikovsky, Frédéric Chopin y Manuel M. Ponce.

Clausura Temporada 97

Las funciones darán inicio con “Sinfonía”, un ejercicio matemático que hace gala del ritmo y la contundencia de los cuerpos. Fue concebida por Gloria Contreras con el propósito de resaltar la fortaleza y la importancia de la mujer contemporánea, a partir de una selección de la Sinfonía en tres movimientos de Igor Stravinsky (1882-1971).

Enseguida se llevará a escena la reposición de “Moo mu” de la coreógrafa Margarita Contreras, a la partitura Hiperprisma del compositor francés Edgar Varèse (1883-1965). Descrita por su propia creadora como una danza marcial, en esta pieza se destacan las vigorosas formas de los bailarines varones que la interpretan. El tejido coreográfico da lugar a experimentos con las fuertes masas visuales, en una exhibición de atletismo y capacidades acrobáticas que son desempeñadas por cada uno de sus ejecutantes.

Posteriormente se bailará “Ofrenda”, ballet de corte abstracto que se comunica con el espectador a través de la emotividad, determinada por las cuatro breves partituras de Johann Sebastian Bach (1685-1750) que Gloria Contreras reunió en él. El diseño de los movimientos, el vestuario y las luces fueron elaborados en sintonía con la intensidad y el arrojo que la música manifiesta.

Integrada por cuatro pequeñas danzas: clásica, napolitana, rusa y española, se presentará a continuación la “Suite número 1”. En ella se muestran rasgos característicos de las manifestaciones culturales y artísticas de cada región. La partitura corresponde a la Suite para pequeña orquesta, número 1 de Stravinsky.

Las acciones continuarán con “Réquiem para un poeta” creado por Gloria Contreras en memoria del escritor mexicano Carlos Pellicer (1897-1977). La coreografía, montada al Réquiem canticus de Igor Stravinsky , es abstracta y sobria, una reflexión en torno a la vida y la muerte. Su claridad surge de la sucesión suave casi ritual de episodios creados a partir de posiciones que semejan estatuas de culto. Inicia y concluye con una grabación de los Sonetos postreros, en la propia voz de Carlos Pellicer, quien se convierte de esta manera en un protagonista invisible dentro de la obra.

Un refinado pas de deux de estilo neoclásico se exhibirá como antesala de la conclusión, se trata de “Sueño de amor”, inspirado en la partitura homónima del compositor húngaro Franz Liszt (1811-1886).

El programa de Clausura finalizará a ritmo “Mambo”, ballet integrado por éxitos del compositor cubano Dámaso Pérez Prado (1916-1989), como: Qué rico mambo, Mambo número 5, Mambo número 8 y Mambo universitario. Gloria Contreras retomó el trabajo de los hombros, la expresividad de las manos y los movimientos giratorios de las caderas, elementos característicos del popular baile, para fusionarlos con un estilo balletístico, consiguiendo un dibujo plástico con elementos de acrobacia y vistosas cargadas.

La coreógrafa examinó y verificó todos los elementos del espectáculo, desde la elección de la música hasta el vestuario, creado por Gabriel Rizo. Los artistas que interpretan números solos, usan pantalones blancos y camisas multicolores de satín con un descuidado nudo en el pecho. Para el final del ballet todos visten de color blanco, como símbolo de alegría, fiesta y esperanza.

Deja tu comentario

Comentarios