Cultura

El Muralismo construyó una muralla alrededor de México y lo aisló: Rufino Tamayo

Farrah de la Cruz/Damián Mendoza/animación: Myriam Nuñez/fotos:NOTIMEX - IISUE/AHUNAM

Los mexicanos “tenemos una tradición extraordinaria” en lo que respecta particularmente a las artes plásticas. Por tanto, para agregar ese acento propio es más importante dejar lo superficial e ir a las raíces de la tradición, relató a Radio UNAM, Rufino Tamayo en la década de los años setenta.

“Yo me fui a la tradición nuestra, la estudié, y de ahí tomé la esencia que determina el sabor mexicano que le podemos dar al arte, que es universal. Los nacionales lo único que podemos hacer es imprimirle a esa cosa universal el acento propio, y mi pintura tiene ese acento”.

Desde su perspectiva, lo importante en la pintura es el equilibrio de los distintos elementos. En su caso, rompió con los colores que se encuentran en la naturaleza e hizo su propia coloración.

Consideró que a diferencia de los pintores muralistas, quienes trataron de expresar su punto de vista político a través de sus obras, el sentir político de Tamayo no se encuentra en el primer plano de la pintura, sino detrás de ella, es decir, el pueblo mexicano.

“Yo no hago un realismo fotográfico, mi realismo es poético. Es decir, yo distorsiono, uso colores que no son los colores que vemos en la naturaleza, en los objetos y en las personas”.

De acuerdo con el pintor mexicano, el movimiento artístico iniciado a principios del siglo XX trataba de recrear escenas de la Revolución porque se consideraba que reflejaba “lo mexicano, lo que vemos en la calle, la cosa superficial”. Pero la pintura tiene un quehacer más importante que ilustrar hechos. La pintura tiene un lenguaje propio para expresarse.

“Cuando se inició esa pintura se hablaba de que no había por qué ir fuera cuando todo lo teníamos dentro, cosa que a mi me parece un disparate. No hay un país que lo tenga todo dentro, sino que todos estamos a expensas de todos”.

Por tanto, la pintura muralista mexicana está muerta; se fue por un camino falso, torcido. Al pretender hacer una pintura que fuera cien por ciento mexicana, el Muralismo construyó una muralla alrededor del país que terminó por aislarlo, detalló el pintor.

Deja tu comentario

Comentarios