Ciencia

Es posible viajar en el tiempo

Michel Olguín/ Diana Rojas

Desde el punto de vista científico, el viaje en el tiempo hacia el futuro es posible, pero al pasado no, afirmó Luis Felipe Rodríguez Jorge, investigador emérito del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica, de la UNAM.

H.G. Wells nació en 1866, fue uno de los primeros escritores en plantear una situación así en una novela de ficción. Su libro La Máquina del Tiempo publicado en 1895 ha hecho soñar durante años a muchos lectores hasta nuestra actualidad.

En este contexto, la ciencia actual nos habla de la teoría de la relatividad esbozada por el científico Albert Einstein, donde se plantea que el tiempo no necesariamente transcurre igual para todos, agregó Rodríguez Jorge.

Por ejemplo, una persona que realiza movimientos acelerados en un campo donde la gravedad es muy fuerte, sentirá que el tiempo transcurre de manera normal, pero será más lento que el de alguien (un observador) quien se encuentra afuera.

Así, la gente puede volverse viejo a distintas velocidades, y mientras más grande sea la gravedad, más lento será el tiempo. Este sería el caso de una persona que se acerca a un hoyo negro, maduraría menos rápido que quien está afuera.

Para tratar de comprobar esta teoría, hubo experimentos en los años setenta, donde sincronizaban dos relojes atómicos. Uno en la Tierra y otro en un avión que viajaba de forma acelerada.

Al regresar a la Tierra, los científicos notaron que en efecto el tiempo había transcurrido de forma más lenta en el avión por una diferencia mínima de decimales. Así, comprobaron la teoría de la relatividad.

Otro ejemplo actual es el sistema de satélites GPS, que nos brinda información sobre dónde ubicarnos. Estos dispositivos tienen que corregirse constantemente, porque el tiempo en la superficie (más cerca al centro de gravedad) va un poco más despacio que fuera de la Tierra.

Ciencia ficción basada en ciencia

En el cine existen algunas referencias. Es el caso de la película Interestelar, donde unas personas que viajan en una nave se acercan a un agujero negro para estudiar un planeta.

Pero pagan un alto precio, destacó el emérito, porque al salir de la cercanía del agujero negro para ellos han pasado unas cuantas horas, no obstante en la Tierra transcurrieron 72 años.

Y uno de los puntos más dramáticos es que el héroe de la historia vuelve a ver a su hija cuando ya es anciana y él tiene la misma edad que cuando se marchó. De tal forma que viajó al futuro.

A decir de Rodríguez Jorge, esta forma de viajar al futuro podría tener un uso medicinal. Por ejemplo, si una persona tuviera una enfermedad incurable, podría acercarse a un agujero negro donde pasarían las horas lentamente, pero en la tierra transcurrirían muchísimos años y tendrían el tiempo suficiente para encontrar una cura.

Y aunque todavía no existe la tecnología, es posible viajar al futuro si uno está dispuesto a olvidarse de sus familiares y de todo lo conocido, es un boleto sin regreso, añadió el emérito.

Al pasado

En cambio, ir al pasado hasta el momento es imposible. Lo mejor que la ciencia ha planteado son los agujeros de gusano, afirmó el emérito.

Se trata de un hoyo -de características extrañísimas- que conecta dos partes del espacio y tiempo a través de una dimensión adicional que permitiría viajar de forma instantánea tanto al futuro como al pasado.

Pero viajar al pasado podría causar problemas porque podríamos realizar cambios que implicarían paradojas, resaltó el profesor universitario.

Una de las más conocidas es impedir que los papás del viajero se casen, si esto no sucede no nace, y por lo tanto, no regresa en el tiempo, no evita la boda y nace, y el ciclo comienza de nuevo. Un ejemplo planteado en la famosa película Volver al Futuro, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios