Campus Carreras Comunidad

En México ningún músico está desempleado

Fabiola Méndez/edición: Damián Mendoza

Al contrario de lo que se piensa, estudiar música no significa que te vas a morir de hambre o de borracho. Ser músico no es sinónimo de bohemia y aunque el mercado laboral es limitado, para algunas especialidades es amplia.

“La bolsa de trabajo para un pianista es amplia, pueden trabajar en escuelas de danza o en restaurantes, aunque no es el objetivo. Muchas personas castigan mucho la profesión,ser músico no es sinónimo de ser mago, la realidad depende de lo audaz para abrirte espacios. Como en cualquier carrera tenemos muchos egresados que se dedican a la dirección de Orquesta”, señala Carmina Ruiz Jefa del Departamento de Operación y Logística de la Facultad de Música de la UNAM.

Los cantantes también tienen mucho trabajo, para los etnomusicólogos está la docencia y la investigación, también tienen espacio en las casas de cultura y regularmente tienen una segunda carrera para complementar sus estudios, se forman para ser investigadores y no para ejecutar.

Los educadores trabajan en escuelas o clases particulares, los compositores hacen música para novelas, para orquestas, música incidental para programas de radio, se vuelven productores musicales y montan estudios en la producción.

Los más castigados son los instrumentistas porque se les educa para trabajar en una orquesta, pero en México, como en todo el mundo, hay una crisis cultural y aunque batallan para buscar un lugar después de unos años lo encuentran.

En México ningún músico es desempleado pero todo dependerá de los límites que te pongas, finalizó Carmina.

Deja tu comentario

Comentarios