Ciencia

Luciano Concheiro, finalista del Premio de Ensayo Anagrama l

Omar Páramo

Luciano Concheiro busca rebelarse ante la aceleración que incide en cada esfera de la vida —desde la política y económica hasta la subjetiva y corporal— y para escapar de esta inercia, nos invita a experimentar a plenitud al instante, “es decir, ese tiempo suspendido en el que los minutos no corren y donde el pasado, el presente y el futuro son uno mismo. Esto es algo que todos hemos sentido en el encuentro amoroso, al leer poesía o al abandonarnos a la carcajada más sincera”.

Luciano, quien a sus 24 años es profesor y doctorando en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, desarrolló esta propuesta a lo largo de 150 páginas y su texto resultó finalista en el Premio de Ensayo Anagrama, el más prestigioso en lengua castellana para este género.

“Cabe aclarar que en este certamen la palabra finalista tiene un sentido diferente al usualmente empleado, pues al concurso se presentan una determinada cantidad de escritos (todos bajo seudónimo) y tras un largo proceso de criba, se seleccionan dos. Luego, éstos son leídos por los miembros del jurado —conformado por reconocidos filósofos como Fernando Savater— quienes los analizan y deciden cuál es el ganador y al otro lo llaman finalista, aunque ambos son premiados con la impresión y distribución internacional del título”, explicó.

La obra de Concheiro lleva por nombre Contra el tiempo. Filosofía práctica del instante, llegará a las librerías de España y América Latina en la primera quincena de noviembre (bajo el sello Anagrama) y será presentada por el autor el último día del mismo mes, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

“El ganador del Premio de Ensayo de este año es José Luis Pardo y haber sido reconocido junto a él es un honor, pues ha sido maestro de todos a quienes nos interesa el pensamiento en lengua castellana. Además, hay un paralelismo singular entre los dos, porque él también quedó como finalista del certamen, pero en 1976, cuando tenía casi la misma edad que yo (22 años). Son de estos juegos que hacen la vida más interesante”, subrayó.

Pensar al tiempo de otra manera

Luciano se inscribió a la licenciatura en Historia a los 16 años (pues hizo la Preparatoria Abierta en menos de 12 meses) en la FFyL; a los 20 viajó a Cambridge, Inglaterra, para estudiar Sociología, y a la fecha hace su tesis de doctorado en la UNAM bajo la dirección de Roger Bartra, Claudio Lomnitz y Álvaro Matute. Esta trayectoria meteórica le ha otorgado no sólo las herramientas intelectuales, sino el escenario ideal para hacer un alto y reflexionar sobre cómo se vive hoy el tiempo.

“Comencé a trabajar en este texto hace tres años, después de percatarme de lo frenético de los ritmos de vida actuales y por cómo cada vez nos sentimos más estresados, ansiosos y con menos tiempo. Así, empecé a hacer una investigación más formal y teórica en torno a estos procesos a fin de hacer un diagnóstico del mundo contemporáneo a partir de esta aceleración”, señaló.

Por ello, en Contra el tiempo. Filosofía práctica del instante, conviven epígrafes de Martin Heidegger con frases de Kanye West; reflexiones filosóficas que dialogan con imágenes de Gabriel Orozco (como hizo Foucault con Magritte) y teorías políticas ejemplificadas con pasajes de la serie de televisión House of Cards.

“Esto me sirvió para entablar un diálogo interdisciplinar, transdisciplinar o simplemente indisciplinado, como me gusta decir, parafraseando al artista Abraham Cruzvillegas”, concluyó Luciano.

 

Deja tu comentario

Comentarios