Ciencia

El cerebro y su doble personalidad

Michel Olguín/edición: Diana Rojas

Cada hemisferio del cerebro genera su propia personalidad, y para actuar de manera razonada y en acuerdo, se conectan entre sí a través de varias fibras nerviosas llamadas cuerpo calloso, pero ¿qué pasaría si ésta no existiera o se cortara?

Al respecto, Fructuoso Ayala Guerrero, jefe del Laboratorio de Neurociencias de la Facultad de Psicología, explicó que han existido casos donde un individuo nace sin cuerpo calloso y otros donde se ha tenido que cortar debido a alguna enfermedad.

Por ejemplo, existen personas que padecen epilepsia grave, y es imposible tratarlos con fármacos, e incluso podrían llegar a la muerte. En estos casos, se toma la determinación de cortar esta conexión para detener los ataques. Sin embargo, el resultado ha asombrado a la ciencia.

“Si ambos hemisferios son desconectados, el humano genera dos personalidades en constante desacuerdo, es como si el cuerpo estuviera ocupado por dos individuos”, dijo el profesor universitario.

Esto podría ser porque cada hemisferio se ha especializado para ejercer con mayor precisión funciones distintas. (el hemisferio izquierdo es más eficiente para la comunicación hablada, mientras que el derecho procesa las emociones e integra los componentes de la información).

Un ejemplo de esta afección es Laurence Kim Peek, un hombre estadounidense nacido en 1951 sin cuerpo calloso. Era capaz de leer y memorizar dos páginas simultáneamente en 10 segundos (una con cada ojo que conducía a cada hemisferio), además leyó y memorizó aproximadamente 9 mil libros.

Esta situación recuerda a las novelas El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson, o El club de la pelea, de Chuck Palahniuk, cuyos protagonistas llevan una existencia dual.

En la naturaleza

En el reino animal resulta sorprendente que el delfín duerme como si tuviera dos cerebros. Es decir, mientras un hemisferio cerebral sueña el otro se mantiene despierto, vigilante, alternándose en el transcurso del tiempo, para alertarse de sus depredadores, añadió.

Si se logra verificar que el delfín es capaz de soñar con un hemisferio mientras duerme, podríamos preguntarnos ¿qué pasaría con la conciencia del humano?

¿Por una parte podría tener una percepción onírica, y por otra, la percepción de la realidad a través del hemisferio despierto? ¿Cómo actuaría en caso de emergencia? ¿Qué información se consideraría correcta? ¿La integrada por el hemisferio despierto o aquella del hemisferio soñante?

“Lo que es cierto, es que esta información arroja luz al eterno dilema: Cerebro-mente”, resaltó el docente. Por ello, falta mucho por entender sobre el tema, pues muchas de las funciones del cerebro aún permanecen desconocidas.

Deja tu comentario

Comentarios