Cartelera Cultura

La compañía alemana She she pop presenta en la UNAM el espectáculo Propiedad: Un oratorio

Cultura UNAM (Nota Jorge Tercero, fotos Verónica Rosales)

La compañía alemana She she pop

presenta en la UNAM el espectáculo Propiedad: Un oratorio

 

 

*El espectáculo Propiedad: Un oratorio, deriva de una práctica experimental con participantes mexicanos.
**Se presentará al público el domingo 26 de marzo, a las 18 horas, en el Centro Universitario de Teatro y será de entrada libre.

 

El colectivo femenil de teatro experimental originario de Alemania, She She Pop trae a la UNAM el performance Propiedad: Un oratorio, un espectáculo que cuenta con la participación de mexicanos donde la compañía propone una reflexión en torno a la idea de propiedad privada en la época contemporánea, como ese motor de consciencia o tentación que cosifica a los humanos, divide al mundo y otorga el poder a unos sobre otros.

Sobre la obligada referencia a Marx, a la hora de hablar de la propiedad, Lisa Lucassen, integrante del colectivo, confiesa haber intentado leer El Capital en su juventud sin mucho éxito, por lo que añade, “lo que  podrán ver en este espectáculo va en otras direcciones.”

Johanna Freiburg, otra de las integrantes del colectivo, piensa que cuando se habla de propiedad no necesariamente se alude a Marx y Engels. Dice que eso depende mucho de la educación cultural, y pone el ejemplo de Estados Unidos, sociedad donde la referencia a El Capital no siempre está presente al momento de tocar el tema.

El espectáculo, que tendrá lugar el domingo 26 de marzo, a las 18 horas, en el Centro Universitario de Teatro, incluye la participación de mexicanos no actores de diferentes perfiles profesionales, entre los que destacan estudiantes de teatro, dramaturgos, gente de cine, productores, profesores, sociólogos y filósofos, entre otras formaciones relacionadas con las humanidades.

Freiburg define Propiedad: Un oratorio más como un laboratorio que como una puesta en escena. Explicó que en esta actividad no pensada para el escenario sino para romper la ficción, los participantes frente al público expondrán algunas ideas, herramientas y ejercicios. “Porque no se trata de un trabajo habitual de She She Pop, será algo muy especial. Será más como un juego de ping-pong”, detalló.

Las integrantes esperan recopilar del oratorio material útil para usarlo en futuras presentaciones, algunas de ellas pensadas para Alemania y otras partes del mundo. Esto con el fin de crear un coro en donde la visión de los mexicanos sobre la propiedad, dialogue con las de otras países.

Lucassen y Freiburg recordaron su visita a la UNAM en 2015, donde presentaron el espectáculo La consagración de la primavera en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón, como una metáfora sobre el papel de las mujeres en la sociedad contemporánea, a través de dos generaciones: madres e hijas. En esta ocasión, según adelantaron, nada estará sujeto a un guión.

La agrupación, formado por siete mujeres y un hombre, ha trabajado por casi 25 años bajo métodos escénicos eclécticos y quiebres radicales a las estructuras dramatúrgicas tradicionales. Como si se tratara de una banda de grunge underground que ha sobrevivido los embates del tiempo, sus integrantes conciben el teatro como el garaje de experimentación, un laboratorio de la vida, donde los recursos multimedia se combinan para plasmar varias formas de diálogo y sistemas puestos a prueba.

Las She She Pop son egresadas del programa de Estudios Teatrales Aplicados de la Universidad de Gießen, en Alemania, donde según bromean les enseñaron a no actuar. En el proceso asimilaron mucha teoría, danza hindú y trabajo escénico para al final lograr que todo encajara.

El colectivo se conforma por Sebastian Bark, Johanna Freiburg, Fanni Halmburger, Lisa Lucassen, Mieke Matzke, Ilia Papatheodorou, Berit Stumpf, y su productora creativa Elke Webe. Propiedad: Un oratorio se presenta en la UNAM gracias a una colaboración entre el CUT, la Cátedra Ingmar Bergman en cine y teatro y el Goethe Institut, en el marco del año bilateral de México y Alemania.

 

Deja tu comentario

Comentarios