Ciencia Humanidades Recomendaciones

Ganador por su Espíritu aventurero

Fabiola Méndez / Damián Mendoza

Entre el mal de montaña, hipotermia y lesión de meniscos de los otros participantes, Ricardo Rosas, estudiante de comunicación de la FES Acatlán, logró desafiar temperaturas, hambre y sed para subir la tercera montaña más alta de México, el Iztaccíhuatl, y capturar imágenes del amanecerá a más de 4 mil metros de altura, “De los 8 era el único que iba a subir y dije subo aunque después me bajen como costal de papas”, afirmó.

El desafío era parte del concurso Nikon Contender: NPS Campus, en el que participaron 100 mil universitarios de todo el país para demostrar su talento y creatividad como fotógrafos. Se interesó en el evento por unos carteles de Nikon vistos en la FES Acatlán y las redes sociales, en la primera etapa fue contestar trivias sobre aspectos fotográficos, con lo que logró ser parte de los 80 seleccionados para escalar el Nevado de Toluca en octubre del año pasado.

En esa primer etapa se enfrentó a alumnos de las universidades Iberoamericana (campus Puebla y Ciudad de México), Tecnológica de México, Anáhuac, de las Américas Puebla, donde tomó fotos a mil 680 metros, su creatividad lo llevo a ser uno de los 8 finalistas para subir al Iztaccíhuatl en diciembre.

La travesía de Ricardo Rosas inició a la 12:30 am, durante 7 horas demostró su resistencia al frio, hambre y sed. Alguien le sugirió que tenía que pedir permiso a la montaña para subir, así que no dudó en hacer ese pequeño rito espiritual.

Aunque fue una batalla constante contra los vientos en la cima, ya no sentía las manos, estaba cansado, desvelado “Lo más difícil fue luchar contra mi propia cabeza ya ni sentía el cuerpo, pero dije subo porque subo y ya arriba el panorama fue increíble porque de frente tenía el Popocatepetl, a un lado la Ciudad de México y al otro Puebla”, afirma Ricardo.

Su espíritu aventurero, esfuerzo físico y mental fueron lo que lo llevaron a completar el reto y lograr las mejores tomas y así ganar el Nikon Contender, para el estudiante de comunicación el haber representado a la UNAM es un gran orgullo.

Estará becado en la escuela de Nikon y hará una cobertura en Nueva York en mayo y de golf en San Diego como parte del premio, así como el inicio de un ciclo de conferencias para hablar de la experiencia de este concurso.

Para Ricardo Rosas “somos un de las mejores universidades de México y lo demostré estando arriba”. Piensa que debería haber más concursos de este tipo que dan una oportunidad a estudiantes que tienen mucho talento pero que a veces no tienen los medios “no pierden nada intentándolo y pueden ganar mucho”, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios