Ciencia Internacional

Glaucoma, enfermedad silenciosa

Fabiola Méndez/edición: Damián Mendoza

El día mundial del Glaucoma fue establecido el día 12 de marzo por la Organización Mundial de Salud para difundir información acerca de la importancia de la detección oportuna del Glaucoma, ya que es la segunda causa de ceguera irreversible.

El Glaucoma es una enfermedad neurodegenerativa provocada por el daño en el nervio óptico y el aumento de la presión intraocular, lo que repercute en que el campo de visión disminuya progresivamente. Esta enfermedad es irreversible y en sus comienzos no suele presentar ningún tipo de síntomas, “es silenciosa ya que el paciente se da cuenta cuando el campo de visión ya disminuyó, por lo que la prevención precoz es vital para poder evitar la ceguera”, señaló Ruth Navarrete, médico oftalmólogo con alta especialidad en Glaucoma de la UNAM.

Sin embargo, gracias a un tratamiento adecuado y a los exámenes oftalmológicos oportunos se puede llegar a preservar la vista. Asimismo, hay ciertos factores de riesgo para desarrollar la enfermedad, por ejemplo, el aumento de presión intraocular, las hereditarias, los mayores de 60 años corren más riesgo, así como algún golpe crónico, el uso de gotas esteroideas y “se tiene una predilección racial, ya que la raza negra está más propensa a desarrollar la enfermedad y los hispanos se encuentran en segundo lugar”, afirmó Navarrete Ortega.

Es importante destacar que no está asociado al uso de dispositivos móviles, el uso de éstos provoca irritación y ojo seco, pero no es un factor que se relacione con el desarrollo del Glaucoma.

De acuerdo a la OMS, 4.5 millones de personas en el mundo padecen la enfermedad y se estima que para 2020 habrá 11 millones de afectados. En México, el Glaucoma es no curable pero sí tratable y se puede controlar con gotas y tratamientos láser.

El día del Glaucoma tiene el propósito de llamar la atención sobre este grupo de enfermedades oculares progresivas y la importancia de su detección temprana, la doctora Navarrete Ortega recomienda realizar exámenes oftalmológicos anuales a partir de los 40 años para una detección oportuna.

Deja tu comentario

Comentarios