Nacional

Es ahora cuando sacudiremos al sistema de partidos y a la clase política, dice Álvarez Icaza

Alberto Cuenca, Capital CDMX

El pasado 26 de febrero al mediodía, en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco y bajo un sol implacable, surgió una plataforma denominada Ahora, que impulsará la candidatura independiente de Emilio Alvarez Icaza Longoria rumbo a la Presidencia de la República, y de otros integrantes de ese movimiento a distintos cargos de elección popular, también por la vía independiente.

Pero en entrevista, el propio Alvarez Icaza ataja. Deja en claro que el objetivo central de esa iniciativa denominada Ahora no es sólo llevarlo a la Presidencia en 2018, porque no se trata de alcanzar el poder por el poder, sino sacudir al sistema actual de partidos y a la forma de hacer política en este país.

“El movimiento de Ahora es eso, es una iniciativa colectiva, una plataforma, es una expresión para hacer saber a los políticos tradicionales, para hacer saber a la clase política, que no nos sentimos representados por nada de lo que ellos representan o son o están”, dice el también ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Ese sentimiento, agrega, parte de un hartazgo hacia la clase política, por la forma en la que se toman decisiones y se apropian de lo público, del espacio, del dinero y de las instituciones, lo cual genera cada vez más distancia con la gente. “Muchos que estamos en Ahora somos personas que venimos de causas que no han tenido respuesta, por ejemplo, el movimiento de víctimas”, acusa.

-¿Se definen como un movimiento antisistémico? ¿Cómo se define Ahora?-, se le pregunta.

-Se define como un movimiento de ciudadanos que busca un cambio pacífico del país-, responde.

-¿Pero en contra del sistema?

-En contra sí, te podría decir sí pues. Quisiéramos una sacudida del sistema, pero es más un asunto de un movimiento que quiere construir la alegría y la paz. Nos gusta definirlo más por lo positivo que por lo negativo.

Con todo y la narrativa positiva y diferente que buscan imprimirle, los integrantes de esta iniciativa tienen claro quiénes son los adversarios a vencer y estos son quienes se encuentran en la élite del poder, la partidocrasia.

Entrevistado en sus oficinas de la colonia San Pedro de los Pinos, las mismas que fueron allanadas dos semanas antes de que se presentara la plataforma Ahora, reflexiona sobre lo que podría resultar en la incongruencia de jugar el juego de la política a la que se critica, con las reglas que imponen los políticos a los que se fustiga.

“No veo cómo seremos parte del sistema. Lo que queremos es cambiar el sistema, queremos cambiar las reglas. Hay reglas que nos hemos dado en las instituciones, en nuestras leyes, pero lo que no queremos es formar eso. Por eso queremos que ahora sea una suma de plataformas, de candidatos independientes y que lleguemos a cambiar el sistema político. Por ejemplo, hay gobernadores que llegaron al poder con el 15 por ciento del padrón electoral y tienen todo el gobierno. No tendrían las cosas por qué regresar a esta lógica de, por ejemplo, por qué tanto dinero a los partidos; y yo sí acompaño mucho a la idea de recortarles, la iniciativa que puso Pedro Kumamoto (diputado local independiente de Jalisco). Creo, más que reventarlas, es necesario recuperar las instituciones. Las instituciones son nuestras, las paga la gente”, dice el también ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Se le pregunta si en este país se puede hacer política sin dinero, sobre todo campañas electorales. Para Alvarez Icaza eso no sólo es posible sino necesario. Pone como ejemplo lo que ocurrió cuando recorrió el país junto con Javier Sicilia y los integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, sin contar con un solo peso y con autobuses fiados para trasladarse por el territorio nacional.

“No se trata del poder por el poder o llegar a fuerzas. Sí cuenta cómo, porque si entra el dinero así luego acaba siendo compra anticipada de voluntades; luego son contratos previos, luego por eso hay casas blancas, luego por eso hay licitaciones que gana, no el mejor sino el más apalancado. Ese tipo de cosas es cáncer para nuestro sistema político, cáncer para la confianza, es una especie de acto terrorista a la confianza de la gente”, explica.

En todo caso, considera que una excelente manera de hacer promoción política es a través de las redes sociales, pero también deja en claro que no será un aspirante que sólo se mueva por Internet. Caminará y hará campaña, aunque será a donde lo inviten y a donde le paguen el boleto de avión. Es de esta manera como hasta este momento se va desarrollando una agenda para los próximos días, en la que hay anotadas visitas a Guadalajara, Monterrey, Puebla, Toluca y Jalapa.

 

Ve la entrevista completa en Capital CDMX

Deja tu comentario

Comentarios