Ciencia Cultura Trump

Trump convirtió a Twitter en el circuito cerrado del odio

Daniel Francisco/Damián Mendoza

Si sólo nos enfocamos en la razón nos olvidamos de las pasiones humanas, señaló Maruan Soto Antaki en charla celebrada en la edición 38 de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

El autor estuvo acompañado de Gabriela Warketin y Julio Patán. Soto Antaki recordó que con la literatura se entiende al otro, “ese otro que no soy yo pero que puede vivir algo parecido a mi”. En eso otro hay cercanías y “no se puede ver en ese otro lo que no veo en mí mismo”.

El escritor de “Casa Damasco” es hijo de la pensadora e intelectual Ikram Antaki, de origen sirio, sabe por tanto de las tragedias del Medio Oriente, pero como acotó, los problemas de Siria no están tan lejos como imaginamos, “Siria tiene que ver con nosotros”. Los miles de muertos de Siria nos hacen recordar a los miles de muertos que hay en México. Los desaparecidos de allá también los tenemos aquí. Debemos mirarnos en el espejo y saber que la pena de muerte aunque no existe en México, se da en los hechos con las ejecuciones, indicó.

Agregó que lo único que no podemos olvidar es la memoria, no podemos dejar que las cosas se olviden y por eso se escriben los libros: preguntas que necesitan respuestas y que generan más más dudas, un libro que lleva a otro libro.

Por su parte, Gabriela Warketin precisó que con las redes sociales en vez de conocer mejor al mundo se corre el riesgo de quedar atrapado en una burbuja. La vinculación en las redes sociales se da con personas afines, con quien consume información similar.

En tanto, Julio Patán recordó que Donald Trump convirtió al Twitter en un circuito cerrado que se alimenta del odio, la bravuconería y el bullying.

Deja tu comentario

Comentarios