Humanidades Internacional Movilidad Nacional Trump

Universidades de Estados Unidos y México se unen para defender inmigrantes ante ataques de Trump

César Romero
Stars, Light Motion in Space
Denominado “Immigration in uncertain Times” se lleva a cabo en la capital del Estado de Washington, el simposio entre expertos de instituciones académicas y autoridades de Estados Unidos y México

Seattle, Washington.- Convocados por Northwest University y la UNAM, autoridades y líderes sociales de México y Estados Unidos coincidieron en rechazar la retórica y acciones del Gobierno de Donald Trump en contra de universitarios inmigrantes

A nombre del rector de la UNAM, Enrique Graue, el coordinador de Relaciones Internacionales de la UNAM, Francisco Trigo, presentó el reciente posicionamiento de la Universidad Nacional Autónoma de México, junto con más de un centenar de universidades públicas de nuestro país, para ayudar a los estudiantes que pudieran ser víctimas de la ofensiva xenofóbica y discriminatoria de la Administración Trump; así como las acciones anunciadas por la Asociación de Universidades Públicas de Estados Unidos para proteger a todos sus estudiantes extranjeros.

Ante una audiencia de cerca de 200 personas, el Presidente de la Northwest University, Joseph Castelberry analizó “el teatro mediático y político” que busca ocultar la negociación económica que Trump encabeza. Llamó a reconocer como un hecho el endurecimiento de la frontera: “Va a haber un muro, más parecido a una valla que un verdadero muro y Trump buscará convencer a los estadounidenses de que México lo pague y el gobierno mexicano a su gente de que no lo pagó”.
Predicador evangélico, votante republicano y admirador de Ronald Reagan, el rector Castleberry consideró que es muy probable que el programa DACA sobreviva la ofensiva antinmigrante de Trump: “Su prioridad parece ser la expulsión de gente con récord criminal y quiero pensar que no irá contra los Dreamers”.

En su turno ante los micrófonos, Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, señaló que la campaña contra los inmigrantes afecta a todo el mundo, “es como una ola discriminatoria y violenta que representa una violación a sus derechos humanos”.

En un contexto en que un número importante de actores sociales, iglesias y empresas globales se han manifestado contra las políticas migratorias del nuevo gobierno de Estados Unidos, el titular de la CNDH pidió a todos los presentes, alzar la voz en la defensa de la dignidad de las personas.

“El recurso de culpar a los migrantes de todos los males no es nuevo y es una estrategia equivocada, para llegar al poder”, puntualizó. Alertó contra los discursos de odio, cada día más presentes, contra los migrantes, mujeres y minorías étnicas.

En representación de Carlos Sada, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el titular del Consulado de nuestro país en Seattle, Roberto Dondisch habló del caso de Daniel Ramírez Medina, el estudiante mexicano protegido legalmente por el programa DACA. Los agentes que lo arrestaron dijeron que él joven reconoció que había sido parte de una pandilla –lo cual él lo niega— y reiteró que el gobierno mexicano lo seguirá apoyando legalmente. “Lo que pedimos es que se respete la ley estadounidense, así como las normas internacionales”, aseguró.

Al encuentro, primero en su tipo, acudieron los directores de las cinco oficinas que tiene la UNAM en Estados Unidos (San Antonio, Chicago, Los Ángeles, Tucson y Seattle) y fue coordinado por Jorge Madrazo, de la UNAM, responsable principal del Programa de Apoyo a los Mexicanos en el Extranjero.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja tu comentario

Comentarios