Comunidad Investigación y ciencia UNAM en el espacio

Universitarios triunfan en la International Space University en Australia

Michel Olguín/imagen: Diana Rojas
Los universitarios lograron obtener cinco lugares para otros jóvenes mexicanos en la próxima estancia de la ISU

Durante la estancia en la International Space University (ISU), en Australia, compañeros y profesores se impresionaron y nos felicitaron por el esfuerzo de llegar allá y nuestras ganas de aprender, narraron los cinco jóvenes de la UNAM, que por primera vez en la historia de México, lograron ingresar al Southern Hemisphere Space Studies Program.

A diferencia de los estudiantes de otros países que llegaron por medio de su empresa o escuela, “nosotros tuvimos que hacer circo, maroma y teatro”. Los mexicanos realizaron campañas y petición de donaciones para juntar los recursos.

Tania Robles, Jessica Reyes, Genaro Marcos, Luis Ángel Castellanos y Juan Carlos Mariscal, todos estudiantes de Ingeniería de la UNAM coincidieron en que se trató de una experiencia que los cambió en muchos sentidos. A pesar de convivir con personas de diversas disciplinas (desde biólogos hasta administradores) y algunos con un nivel de doctorado, ellos también aprendieron de nosotros, añadieron orgullosos.

Un futuro para otros mexicanos

El director del programa Omar Hatamleh quedó con muy buena impresión de nosotros, por ello busca que más mexicanos asistan a futuros encuentros, comentaron.

Así, los jóvenes universitarios lograron obtener cinco lugares para México en la próxima estancia de la ISU que se efectuará en Irlanda, en los meses de julio y agosto. En esta ocasión durará nueve semanas y consistirá en estudios más especializados.

Nuestra idea, explicaron, es que otros chicos tengan la misma oportunidad que nosotros. El único requisito es que sean estudiantes del último semestre de la carrera, egresados y que cursen la maestría o doctorado. Para todos los interesados, agregaron, la información completa se publicará en las redes sociales de la Asociación Espacial de la Facultad de Ingeniería.

A futuro

Después de vivir esta experiencia, buscarán continuar con su aprendizaje para un día ser astronautas y llegar a Marte.

Es así que trabajan en diversos proyectos. De hecho, visitaron a la Agencia Espacial Mexicana, donde buscan lograr una de sus primeras metas y promover todo lo aprendido en la ISU.

“La idea es que nos apoyen para impartir conferencias, talleres o cursos y así difundir conocimientos sobre pequeños satélites u otros temas que aprendimos”.

Por parte de UNAM Space, Jessica, Genaro y Juan Carlos -con los demás integrantes del equipo- mejorarán su robot rover, con el cual triunfaron en la competencia Sample Return Robot Challenge 2016, al crear un prototipo de máquina exploradora para la superficie de Marte.

Con este mismo proyecto fueron aceptados en la Simulación Análoga de Marte, de la Agencia Espacial Europea, en Polonia, que se realizará a mediados de este año.

Ahora el reto será mejorar el prototipo para que un astronauta lo maneje de forma sencilla y recolecte muestras en el planeta rojo. “Nosotros le entregaremos un manual y el susodicho debe ser capaz de manejar el aparato sin nuestra ayuda y sin ningún problema”.

Además, buscan registrar y posicionar a UNAM Space como una empresa con servicios de robótica espacial a nivel nacional e internacional. Para lograrlo, ya trabajan de la mano con La Coordinación de Innovación y Desarrollo, de la UNAM.

Por su parte, Tania Robles se ha dedicado a la divulgación a través de la Space Generation Advisory Council y la Asociación Aeroespacial de la Facultad de Ingeniería, para planear conferencias, talleres y teleconferencias con investigadores del sector.

Pero esto no es suficiente, la estudiante de la FES Aragón, también trabaja en un dispositivo adaptado para reciclar la orina del astronauta, crear biocombustible y con ello aprovechar la energía eléctrica y filtrar agua limpia. Con este proyecto, busca concursar en el Mars Desert Research Station en la próxima convocatoria que saldrá aproximadamente en Abril.

En cambio, Luis Ángel Castellanos, desarrolla un sensor de detección de radiación solar vía remota para presentarlo en la Mars Desert Research Station, en Polonia. Este dispositivo se ubicará alrededor de Marte como un satélite y mandará señales a los astronautas sobre la temperatura y posicionamiento global.

Igualmente, el joven colabora con algunos compañeros que conoció en la ISU para redactar un documento dirigido a la Small Satellites for Earth Observation Symposium, en Berlín. La idea es explicar las ventajas de usar pequeños satélites. Por ejemplo, estudiar desarrollos urbanos y el campo, cómo mejorar y dónde es mejor vivir.

Deja tu comentario

Comentarios