Campus Comunidad Movilidad

45 años del establecimiento de relaciones diplomáticas México-China

(Centro de Estudios Mexicanos UNAM/BFSU)

45a-mexico-china

Este 14 de febrero se celebra el 45º aniversario de relaciones diplomáticas entre México y la República Popular China. En este periodo ambos países han intercambiado muestras de amistad y de expresiones artísticas y culturales. Bajo este marco, es oportuno revisar someramente lo que representa uno de los capítulos de la colaboración en el terreno educativo y cultural. Y como muestra de ello, se erige el Centro de Estudios Mexicanos (CEM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing, (BFSU, por sus siglas en inglés).

Estas dos instituciones representan valores de excelencia académica y desarrollo del conocimiento humanista, que tienen entre sus quehaceres el fomentar el diálogo intercultural con los pueblos de otros países y regiones. La UNAM y la BFSU han dado forma al CEM, que a casi cinco años de su fundación se convertido en una plataforma para impulsar la creación de redes de cooperación entre investigadores, propiciar la vinculación institucional, la movilidad estudiantil, la difusión de la lengua española y cultura mexicana a través de programas que abarcan prácticamente todas las disciplinas en las humanidades, las ciencias sociales y las artes.

El CEM no constituye una iniciativa aislada, sino que es un proyecto innovador en el mundo globalizado y de cara a los retos del Siglo XXI, ya que parte de una política de Estado, del diálogo estratégico bilateral en el terreno educativo-cultural entre los gobiernos mexicano y chino. El proyecto nació del seno de la Comisión Binacional Permanente México-China, en el grupo de trabajo sobre Educación de la IV Reunión de la Comisión Binacional (celebrado en 2010), cuando se propuso establecer el CEM, y que fueran las instituciones encargadas para desarrollarlo, la UNAM, por la parte mexicana, y BFSU, por la parte china.

El liderazgo educativo de estas dos instituciones fue el puente idóneo que cimentó al CEM, el cual fue incluido como uno de los principales proyectos bilaterales en el marco de la visita de Estado a México que realizó el presidente Xi Jinping, en 2013, cuando se elevaron la relaciones al nivel de Asociación Estratégica Integral.

¿Por qué la UNAM? Porque es la Máxima Casa de Estudios de México, donde se realiza el 30% de la investigación científica del país; es además la más grande universidad entre los países hispanohablantes y una de las más destacadas en Iberoamérica, con una matrícula de 350 mil alumnos, 39 mil 500 académicos y 118 carreras que prácticamente abarcan todas las áreas del conocimiento. Su campus central, Ciudad Universitaria, fue reconocido en 2007 por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. La UNAM, que ha aportado tres premios Nobel al mundo, es el principal proyecto cultural nacional, porque con su labor de docencia, investigación y difusión cultural, contribuye a enriquecer la formación de los alumnos, así como extender sus beneficios, lo más ampliamente posible a la sociedad mexicana.

Y ¿por qué  BFSU? Porque es la cuna del hispanismo de China, en la que se fundó la primera Facultad de Español y de donde han egresado los más prestigiados hispanistas chinos; es también el principal centro de estudios de lenguas extranjeras del país asiático donde se imparten 70 idiomas. Además, ha sido históricamente el mayor semillero de cuadros diplomáticos, tan sólo en el Ministerio de Asuntos Exteriores de China se contabilizan más de 400 embajadores y más de mil cónsules egresados de esta institución, la cual depende directamente del Ministerio de Educación. Su nivel de exigencia académica la posiciona como una de las mejores universidades del país.

Oficialmente, el CEM se fundó en noviembre de 2012, bajo el liderazgo del Presidente de la BFSU, Dr. Han Zhen, y el entonces Rector de la UNAM, el Dr. José Narro. La supervisión operativa por parte de BFSU quedó en la Facultad de Filología Hispánica y Lusa, la Oficina de Cooperación Internacional y la Vicerectoría para Asuntos Internacionales; mientras que por la UNAM, quedó adscrito a la Secretaría de Desarrollo Institucional, la Coordinación de Relaciones y Asuntos Internacionales y el Centro de Enseñanza para Extranjeros.

Y en reciprocidad a la generosidad de BFSU, en el 2015 la UNAM le otorgó un espacio físico en Ciudad Universitaria, con la finalidad de que esta prestigiosa institución desarrolle también proyectos de cooperación con instituciones académicas de México.

Cabe observar que si bien a partir del año de 1944, la UNAM inició su proceso de internacionalización en los Estados Unidos, donde actualmente cuenta con dos campus (San Antonio, Texas y Chicago, Illinois) y dos sedes (Los Ángeles, California y Seattle, Washington), y en 1995 estableció su primer campus en la capital de Canadá, el proyecto del CEM en China representó el inicio de un nuevo modelo de cooperación internacional, en el que la entidad extranjera anfitriona provee un espacio físico para que la entidad universitaria invitada desarrolle sus actividades en el país receptor. A partir de este nuevo modelo creado con BFSU, actualmente la UNAM cuenta con otras sedes: Reino Unido (King’s College); Francia (La Sorbona); España (Instituto Cervantes); y Costa Rica (Universidad Nacional de Costa Rica).

En corto tiempo el CEM cobró un gran dinamismo y su modelo evolucionó para convertirse en la Sede de la UNAM en China, bajo el liderazgo del Rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers y gracias al correspondiente apoyo institucional de las autoridades de BFSU, el Decano de la Facultad de Español y Portugués, Liu Jian, el Rector Peng Long y el mencionado Presidente Han Zhen.

¿Por que una Sede de la UNAM en China? porque la colaboración educativa no queda circunscrita sólo a la alianza estratégica con BFSU, sino que el CEM es una oficina de representación abierta a la vinculación con las Instituciones de Educación Superior (IES), así como a otras entidades de investigación gubernamentales y culturales chinas de diversa índole.

¿Qué se ha logrado durante la operación de la Sede UNAM-China? Para ponderar el impacto del trabajo realizado, baste decir que antes de la fundación de esta Sede, la UNAM sólo tenía dos convenios firmados con IES de China. Actualmente suman 29 que están vigentes con 18 universidades, y 8 más están en proceso de negociación. También se han firmado convenios con la Academia China de Ciencias Sociales y el Instituto Chino de Relaciones Internacionales Contemporáneas. En la vinculación institucional, se ha trabajado con 152 instituciones tanto de China y México, así como de otros países, las cuales se han relacionado con 42 entidades de la UNAM, por intermediación de esta Sede. Además se mantiene una cooperación sin precedentes, con algunas de las más importantes IES chinas, ubicadas en Beijing, Shanghái y Nanjing.

Con un enfoque disciplinario y multidisciplinario bajo una visión multicultural e internacional, la Sede ha impulsado actividades académico-culturales que han abarcado temas binacionales en diversos campos del conocimiento, desde conferencias, seminarios, mesas redondas, coloquios, cursos y talleres, hasta programas culturales y artísticos en áreas como artes visuales, plásticas, música, literatura, danza y cine. Desde su fundación en 2012 hasta diciembre de 2016, se realizaron 264 eventos que han beneficiado a casi 46 mil personas entre académicos, estudiantes de China y México, así como público en general.

En movilidad estudiantil, esta Sede ha impulsado una mayor presencia de alumnos en los niveles de licenciatura y posgrado. Desde 2012 a la fecha, 51 estudiantes de la UNAM registrados han cursado estudios en diversas universidades chinas, mientras que 113 alumnos chinos han realizado estudios de idioma español, licenciatura y posgrado en la UNAM. El 95% de los alumnos chinos y mexicanos han sido becados tanto por la UNAM, como por las IES de China.

Sobre la creación de redes de colaboración entre académicos, se ha logrado un mayor diálogo que va más allá de los eventos coyunturales, y se da seguimiento al desarrollo de investigaciones y participación en diversos foros internacionales. Bajo la coordinación de esta Sede, 93 profesores e investigadores de la UNAM realizaron actividades académicas en diversas IES y centros de investigación de China, mientras que 80 académicos chinos visitaron la UNAM para realizar diversas labores.

En difusión y certificación del español en China, esta Sede participó en el lanzamiento comercial del Examen del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE) y trabaja con el Instituto Cervantes de Pekín, BFSU y otras universidades para impulsar su implementación en este país.

El espacio es limitado para detallar las innumerables actividades desarrolladas, y si bien se han sobrepasado las expectativas, aún quedan retos para ampliar la cooperación educativa, como incentivar un mayor estudio del idioma mandarín, incrementar la movilidad de alumnos de ambos países e implementar programas innovadores a nivel licenciatura y posgrado. El CEM es una muestra de que las relaciones educativas entre nuestros países viven un buen momento, pero consideramos que la cooperación académica debe profundizarse y diversificarse, con el fin de lograr un mayor entendimiento. Formar y acercar a los cuadros profesionales que comprendan la riqueza y complejidad de las relaciones sino-mexicanas es parte del modelo de cooperación educativa de la Sede UNAM-China y es donde pone su mayor énfasis.

Deja tu comentario

Comentarios